Tienda
BGH
Argentina y Bélgica afianzaron vínculos  comerciales en Smart City Buenos Aires 07/05/2019

Argentina y Bélgica afianzaron vínculos comerciales en Smart City Buenos Aires

Empresas privadas de Argentina y Bélgica profundizaron sus relaciones comerciales, que actualmente rondan los 1.000 millones de dólares anuales, en el marco de la Smart City Buenos Aires. Schréder –por el país europeo- presentó una gama de productos y soluciones en materia de telegestión para iluminación pública & luminarias Shuffle que BGH –firma local– se encargará de comercializar y distribuir en el país por los próximos cinco años, de acuerdo al contrato firmado en diciembre y refrendado públicamente durante la exposición.

Peter Maddens, embajador de Bélgica en Argentina que participó de la presentación, comentó: “El total del comercio entre los dos países es de 1.000 millones de dólares. Se puede crecer en todo lo que es tecnología y ahí hay muchas posibilidades, como por ejemplo en iluminación inteligente y utilización de redes”.

La empresa europea mostró, en otros productos, una columna inteligente a la que, además de brindar luz, se le pueden agregar parlantes, cámaras de seguridad y wifi. También tiene un cargador para autos eléctricos y un botón antipánico.

“BGH está apostando por la transformación en materia de ahorro energético, sustentabilidad y lo que tiene que ver con smart cities. Es muy grato este contrato con Schréder, que es hoy un proveedor de tecnología que innova permanentemente, con lo que, colaborar con la transformación energética que necesita el país, nos pone muy contentos”, afirmó Sebastián Zimmermann, Director de la división BGH Eco Smart. Y agregó: “El objetivo es posicionarnos como líderes dentro del mercado de alumbrado público”.

Por su parte, Ricardo Lucchesi, Country Manager de la firma belga, dijo: “Es un gusto para Schréder poder tener a BGH, que es una empresa familiar y centenaria, sumando esfuerzos para traer algo muy importante que es el bienestar, el confort y la seguridad a los ciudadanos”.

El directivo contó que la empresa tiene como un diferencial técnico la duración de las luminarias, que pueden llegar a 100 mil horas de utilización. “Es como si trabajaran 12 horas al día, estamos hablando de 23 años de vida útil. Normalmente el mercado llega a la mitad. La recuperación de la inversión es rápida y con la vida útil más larga tendrá gran ahorro de energía”, señaló.

Zimmermann, por otra parte, explicó que “el objetivo de facturación que nos pusimos como target hoy es poder llegar el año que viene a 4 millones de dólares como inicio de negocio apuntando el día de mañana a facturar entre 10 y 15 millones de dólares en 5 años, lo cual es ambicioso”.

El foco del negocio entre ambas empresas es que el mercado de la iluminación está en pleno crecimiento. Según dijeron, en Argentina hay a nivel público 4 millones de puntos de luz y todavía no llegaron a cambiarse el 20%, por lo cual hay un margen y una oportunidad para crecer.